Seguidores

martes, 17 de agosto de 2010

Hay muchos estatus en la vida. De todo tipo. Y aunque en todo hay un abanico de colores siempre nos ceñimos a lo mismo, porque primordialmente hay dos opciones: blanco o negro. La sociedad se divide en tres estatus: privilejiados, no privilejiados y miserables. Ciñéndonos un poco más en dos grupos: ricos y pobres. Yo soy del segundo grupo. La gente sueña con dar el paso y llegar al primero. Porque la civilización cree que el dinero da la felicidad, y en mi humilde opinión, el dinero significa estabilidad, nada más. La felicidad está en el pobre que consigue pequeños lujos. Y después de ver legiones del grupo uno, estoy orgullosa de decir que pertenezco al segundo grupo.

9 comentarios:

۞ Le Chevalier Mystérieux ۞ dijo...

Totalmente cierto.
Las personas adineradas no saben apreciar el esfuerzo y la dedicación, en cambio, una persona humilde sí sabe apreciar el logro de su trabajo.
Yo también soy del segundo grupo, y estoy realmente orgulloso.

Un beso:)

Bárbara dijo...

Puf cuanta razon. Yo soy del segundo grupo y tambien estoy orgullosa de serlo :)
gracias por tu comentario , un muaaak (L)

Llanos Enguídanos dijo...

Sí.. yo suelo decir que cuanto más tienes más difícil es conseguir la felicidad.
Y estoy completamente de acuerdo.
Me gustó tu entrada ;)

beatrizzz dijo...

que guapa eres anita :)

Nerea Waldorf dijo...

¿De que sirve tener dinero si te faltan amigos, cariño o amor?
Un beso Ana :)

naaaa dijo...

ME ENCANTAAA!

shara emeacé dijo...

Yo tambien estoy orgullosa de serlo. Y si llegamos a ser ricos, será por nuestro trabajo y esfuerzo :)

S♥. dijo...

Cierto,el dinero no da la felicidad,ni nos hace mas afortunados.Unbesito:)

naaaa dijo...

graciias por segirmee:)
yo ya te seguia y te tengo en el tuentii:)
muuaa