Seguidores

martes, 7 de septiembre de 2010

Caperucita

Siempre haciendo lo correcto, siempre. La misma historia y la misma rutina, pues no, cambió.
La caperucita del siglo XXI es diferente. Tiene picardía y se cansó de ser la mosquita muerta de su historia.
Esta coje la manzana de blancanieves y se la come mientras pasea por el castillo custodiado por una dragona que protege a una princesa futura ogra. Se pide una calabaza y va a casa de la abuelita. Que más da una carroza, los príncipes azules no existen. Solo hay lobos con hambre de carne fresca y madura. Pero caperucita llegará al baile a tiempo, después de las doce, sin cansancio, miedo ni vestido roto.
Se comerá al lado de las hadas madrinas una tarta-casa como la de Hansel y Gretel y se paseará por palacio, mientras ilusionados príncipes con afán de conseguir lo que quieren con un chasquido de dedos la observan, esperando llevársela. Pero ella no es así. Se paseará sus piernas y su juventud en busca de un príncipe que recorra aventuras, sufra de amor, discuta, se enfade, se ría, salte y la ayude con las rocas que habrá sobre el camino. Caperucita busca un compañero ideal con el que ir andando cada fin de semana a casa de la abuela.


Fuck off  Lobo feroz, miedo y camino equibocado.

16 comentarios:

Nerea Waldorf dijo...

Ais Ana, te veo un poco harta de los cuentos de hadas. De esas grandes historias ficticias! La realidad es mucho más divertida que un felices para siempre, o eso dicen :)

Un besazo guapa!

Claudia. dijo...

Nos mintieron con los cuentos de princesa, esto es la realidad.
Besos

Bárbara dijo...

Gracias por tu comentario ana (:
espero que tu tb estes disfrutando de los últimos días de verano, besitos

Iván dijo...

Buenísima Ana !
Qué original!

Un saludo!!

Alburtt † dijo...

que chula la foto ;)

xxx

CriCri dijo...

Aish pues a mi me siguen gustan los cuentos bonitos jeje, peero está claro que no hay ningún camino que uno deba seguir hoy puedes querer y mañana no...cada vez estoy más convencida de que da igual lo que al finalhaya echo cada uno, el caso es ser persona y acostarte a dormir sin sentirte mal por lo que hiciste durante el día, y a quien no le guste o no te aprecie así lo apartas sea quien sea, funciona.

Letiicia dijo...

Tanto el texto como la foto Impresionantes!:)

por si no lo sabias,me encanta tu blog!

besoos ana!

·Ursula,· dijo...

No hay principes azules u hombres perfectos como en los cuento de hadas y películas. Pero si creo que hay un hombre perfecto para MI, que me acompañe siempre como vos dijiste.

http://eldiariodeursulaa.blogspot.com/2010/07/cuento-de-hadas.html

۞ Le Chevalier Mystérieux ۞ dijo...

Tienes toda la razón!!!
Esa es la caperucitra actual, adaptada a esta sociedad.

Tus fotos son fantasticas...se nota que eres toda una aficionada profesional de la fotografia :)


Un abrazo muy fuerte Ana!!!

naaaa dijo...

No hay principes azules , nadie es perfecto :)

Naro Sasa dijo...

bonito texto =)

Patri dijo...

Gracias por pasarte siempre por mi blog :D un besazo.
Me encanta la foto pro cierto!! :D

shara emeacé dijo...

Me gusta mucho la nueva Caperucita :)

Daniel Sam! dijo...

Creo que hasta a la misma caperucita de la antigua le hubiera gustado un final mas o menos así.
La foto es genial, tu mirada, tu expresión,,, todo todo, sin duda una entrada muy bien trabajada.

Un beso!

Miradas furtivas dijo...

Ameeeeeeeee tu forma de ver la vida♥ posta megusto mucho, te sigo gorda. Un beso
Y te invito a leer mi blog, ojalá te guste :)

Eva Herpbun dijo...

me encanta blog,pasate por el mio http://evaherpbun.blogspot.com/ un besito :)te sigo.