Seguidores

viernes, 2 de abril de 2010

>> 3 de Abril de 2010.


El tiempo pasa, para todos. Las dos palabras clave de nuestra existencia son: Tiempo y vida. Y todas las personas desde el día en que nacemos y estamos inscritos en el boletín de ciudadanos de una ciudad, hasta el día de nuestra muerte… pasa tiempo, tiempo de nuestra vida programado desde el día de inscripción. Durante ese tiempo de vida podemos hacer muchas cosas… pero el tiempo que de verdad marca, es ese que pasamos lejos de los que queremos, aquellos que importan. Para muchos el tiempo es como un contador, un contador que empieza de cero y va avanzando… hasta que se para. Muchos contadores siguen, siguen, siguen y siguen… no tienen final, solo ese que esta programado para todos por igual, que no sabemos cuando va a suceder, pero sabemos que esta ahí. Pero los contadores de aquellas personas que se paran después de un tiempo, son los contadores con fallos; pero la realidad es que ellos mismos manejan al contador. El tiempo destruye. Para esas personas con contadores defectuosos el tiempo marca y deja heridas en el corazón que les llevan a tomar decisiones precipitadas. Un fallo en el contador, y lo habrás destruido todo. En ocasiones algo puede detener tu vida, no el tiempo de vida. Algo puede cambiarlo todo, tú forma de pensar, tus ganas de vivir la vida…o simplemente el tiempo de tu contador. El tiempo nos afecta a todos. Cada uno lo vive y lo disfruta como quiere; pero antes de destruir un contador, y pararlo para siempre y tener que empezar otro, párate a pensar: ¿Vale la pena pararlo?

2 comentarios:

Nerea Waldorf dijo...

llegué a tu blog desde este: http://miblogyadisponible.blogspot.com/
& me ha encantado!

si esto lo has escrito tú, eres genial, en serio :)
unbesazo. & te sigo!

Ana Chao Reboredo dijo...

Muchas gracias, si los escribo yo todos :$