Seguidores

jueves, 1 de julio de 2010

Se toman decisiones gilipollas a todas horas. Pero eso no lo hago yo, lo hace mucha gente. Y a fin de cuentas querías que tomara una, y esta es la mía. Da igual si es gilipollas o no, es una decisión que es lo que importa. -le dijo. Entonces le dio un beso en la mejilla, paso por última vez sus manos suaves y frágiles sobre las suyas y se fue.

4 comentarios:

Babii dijo...

Hola :) gracias por haberte pasado por mi blog.
A mi tambien me gusta tu blog, te sigo!
un beso :D

Babii dijo...

Hola :) gracias por pasarte
A mi tambien me gusta tu blog, te sigo!
UN BESO :D

La chica de las sonrisas dijo...

¿pero por qué se va? :(
La verdad es que decisiones gilipollas las tomamos todos, en eso tienes razón. Aunque también hay otras que aunque al principio te parecen equivocadas, gracias a ellas logras la verdadera felicidad.

Elisabeth dijo...

toda decisión implica una renuncia... aiinss q vida esta! jajaja


besitoo! me ha gustado el post aunque sea corto ^^