Seguidores

sábado, 12 de junio de 2010

Parece que para una niña que le gustaría ser escritora, en ocasiones, no se han escrito las palabras adecuadas.
Ojalá hubiera un libro de recetas ¿verdad? en el que poder consultar las dudas y actuar en consecuencia, o saber que hacer en cada momento.
Querido lector y lectora, yo como tú, como tú y como tú, también tengo miedo. Me refugio en el calor de las sonrisas, en el silencio de las letras y en el significado de las palabras. Porque la vida va de eso.. de las letras que pronunciamos en cada palabra con una amplia sonrisa.
Cuando te dicen que te han dejado de necesitar, da igual lo que digas... estás jodida. En el momento en que un alma abandona tu vida, tu corazón pasa a ser un poquito más pequeño, hasta que aprende a fabricar lo que falta y vuelve a ser el de siempre sin aquel cachito. Y cuando tenemos pocas cosas, nos cobijamos en ellas por miedo a perderlas.
Y la única verdad es que la vida es amor, y sin el, no somos nadie.

4 comentarios:

Irenee dijo...

La verdad es que mis creencias en el amor vienen y van...
Algunas veces creo que existe y otras veces me lo cuestiono tanto tanto... Pero bueno, siempre es bonito pensar que el amor o lo que sea que es, nos hace felices y es lo que importa! :)
Genial entrada! Gracias por tu comentario, yo tambien te sigo!
Unbesazo!

Andrea Álvarez Caamaño dijo...

tu como de mayor no seas escritora te vas a enterar porque los textos que haces esque son, PRECIOSOS! la foto es PRECIOSA! tequiero mocosa! (LLLL)

Nerea Waldorf dijo...

Tú vas para escritora FIJISIMO!
Eres genial Ana.
Unbeso!

enzo,, dijo...

las palabras terminan por salir por si,, solas...