Seguidores

lunes, 8 de agosto de 2011

El día perfecto.


+Tú estás con ella, mientras eso pase yo no puedo hacer nada...
-Pero tú me quieres. Él no significó nada para ti, lo sé.
+No podemos estar juntos, pertenecemos a otras personas.
-Y eso me da una rabia increíble. Ambos sabemos que estamos bien con quienes estamos, pero el corazón no entiende de razones, y yo te quiero a ti. Y también sé, que tú, me quieres a mi.
+Es difícil... si pudieramos pararlo todo, olvidarnos de todo...
-Hagamos una cosa. Escapémonos. Hoy. Ahora. Por un día. Tengamos nuestro día, el día que nos merecemos. Solos tú y yo. Haremos todo eso que no podemos hacer, hoy no existe ella ni él, ni los demás, solo nosotros. Vamos a disfrutar de todas las horas que nos quedan, hasta que las luces de las calles se enciendan, hasta que el sol se vaya y la luna salga.-la mira intentasamente a los ojos.- Te quiero.
+Yo también te quiero.
-¿Preparada para el día perfecto?
+Acaba de empezar.

6 comentarios:

Daniel dijo...

Ese parece ser el comienzo de un gran aventura.
Linda entrada.
Definitivamente, yo también quiero.
Un bso!

Daniel dijo...

Te dejé un premio en mi blog! :)

Eneida M.B dijo...

Menuda situación y pensar que nos pasa a menudo.
Genial.
Besos

Estefania dijo...

Los días perfectos...donde el amor es el anfitrión :)

Buen blog!

Carpe Diem(aprovecha el día)

La sonrisa de Hiperión dijo...

Los días perfectos deberían ser una obligación.

Saludos y un abrazo.

La chica de los sueños de cristal dijo...

Yo creo que deberían dejar antes a las otras personas... porque debe doler.
Un beso.