Seguidores

jueves, 25 de agosto de 2011

Hay muchas clases de gente: unas no saben lo que tienen hasta que lo pierden, otras no valoran lo que tienen y siempre piensan en si tuvieran más, otras sufren pero afrontan la derrota y luego hay otras que no le dan la cara a lo que les pasa, no quieren ver más allá de su nariz, se arropan en sus mentiras y en su visión de la realidad. ¿Hasta que punto somos capaces de alimentar nuestras mentiras para ser felices? ¿Cuantas cosas tienen que pasar para que valoremos lo que tenemos?
El ser humano... en el fondo no somos tan distintos unos de otros.


2 comentarios:

Patri dijo...

Hacía mucho que no me pasaba por aquí! He vuelto a actualizar, te espero. Un beso
http://wheniopenmycloset.blogspot.com/

don vito andolina dijo...

Hola. preciosas letras van desnudando la integral y pura belleza de este blog, si te va la palabra elegida, la poesía, te invito al mio,será un placer,es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
gracias, buen día, besos atormentados...